RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA

  • Inicio
  • Responsabilidad social corporativa

Somos parte de nuestra comunidad

“Una oportunidad de un mundo mejor” define el grito de la declaración de profesionales del sector a favor de un cambio necesario en el modelo de cuidados de larga duración. Un cambio que debe integrar los valores adecuados en el cuidado, la salud y la libertad de las personas.

Este grito, además, lleva implícito un cambio en los estereotipos sociales sobre lo que es ser mayor, o lo que son las personas mayores. Trata de dar respuesta a las reclamaciones sobre su espacio social, su identidad, su autonomía y su capacidad para decidir qué hacer en cada momento de sus vidas.

Ellos y ellas somos nosotros y nosotras. Si no hacemos nada ahora, dentro de muy pocos años tendremos el mismo trato, los mismos recursos y servicios y el mismo modelo de atención que hoy sabemos que no funciona y que no queremos para nuestras propias vidas.

Queremos dejar huella

Atendo tiene un destino como compañía, dejar una “huella social” y así contribuir en la construcción de una mejor sociedad. Una sociedad que ponga en valor el hecho de cumplir años, que facilite la autonomía de las personas mayores. Que posibilite su independencia y el reconocimiento social en un entorno intergeneracional, amigable y con la tecnología al servicio de las personas.

A través de nuestra Responsabilidad Social Corporativa (RSC) guiaremos el deseo de lo que queremos ser, de cómo queremos relacionarnos y sobre todo, de lo que queremos dejar para el futuro. 

 

El PROYECTO NUKA, como proyecto de innovación social intergeneracional, es una palanca fantástica para lograr el objetivo de ser una compañía más comprometida con la sociedad. Desde este principio del respeto por la edad y lo que es ser mayor, dirigimos nuestras acciones dentro del entorno actual, en el que tenemos que ser ambiciosos para inventar una sociedad en el que las personas mayores tengan un espacio en igualdad.